Un clima laboral de bienestar genera gente feliz y productiva. El entorno laboral tiene una incidencia directa en el modo en que nos comportamos en nuestra área de trabajo.

En los últimos años, las instituciones y empresas se han encargado de generar bienestar en el ámbito laboral, ya que se han dado cuenta de su importancia. Tal es el caso de Facebook o Google, dos gigantes del ámbito tecnológico, que se preocupan por mantener un ámbito laboral ideal.

Algunos factores que inciden directamente en crear un ámbito laboral de bienestar son los siguientes:

  • Condiciones físicas óptimas.

Las condiciones físicas comprenden la infraestructura y el lugar donde los trabajadores realizan sus actividades cotidianas. La iluminación, los espacios y la comodidad de los ambientes incide directamente en el estado de ánimo a la hora de generar un clima laboral sano y productivo. Nadie quiere pasar el día en una oficina incomoda o que posea condiciones físicas desagradables. Es necesario que los ambientes en que se desarrolla el personal de las diversas áreas de una compañía se encuentren en excelentes condiciones.

  • Justicia en las relaciones.

Cada una de las personas que conforman una empresa son responsables de generar un clima laboral productivo. Las relaciones fomentadas por los directivos y gerentes deben ser justas y equitativas. Esto se traduce en evitar circunstancias que puedan dar lugar a malos entendidos. Establecer relaciones justas promueve la estabilidad y empatía en los vínculos dentro de la organización.

  • Comprensión y respeto: comunicación abierta.

Cuando los trabajadores se sienten valorados son capaces de dar mucho más. Una comunicación abierta genera confianza entre los compañeros de trabajo y los líderes de la organización.

De este modo, podrán compartir puntos de vista y desempeñarse siempre más allá de un sueldo. Se debe tener siempre presente que el clima laboral que genera gente feliz tiene como elemento fundamental el respeto. La comprensión de los diversos puntos de vista buscando el equilibrio permite la convivencia de todos.

  • Reconocimiento de las cualidades y el desempeño.

Los reconocimientos siempre son un gran estímulo a la hora de generar un clima laboral positivo y un índice de productividad mayor. El respaldo de la organización debe estar presente a diario en la vida de los trabajadores. Los reconocimientos pueden ser materiales, pero también amerita que se realicen de palabra y en público. Esto incentivará a la mayoría a dar lo mejor de sí mismos.

  • Seguridad, organización y espíritu de trabajo en equipo.

En el ambiente laboral, dentro del día a día, generar un espíritu de equipo es vital. Cuando se trabaja en equipo se tiene en mente que se está laborando para algo más grande que el salario individual de cada trabajador o líder.

Para fomentar el trabajo en equipo se debe invertir tiempo en realizar actividades conjuntas, incluso fuera del horario de la oficina. Las organizaciones que quieren mantener a sus trabajadores integrados planean actividades en conjunto para conocerse mejor y buscar el bien común de todos los integrantes de la empresa.

 

Un clima laboral productivo es la base para que los trabajadores y líderes de una empresa puedan ser gente feliz, capaz de dar el 100% en su día a día.

Shares